En el rastro de Madrid no sólo podemos encontrar objetos usados, relojes, gomas para tirachinas, bolsos, antigüedades, pájaros, etc… En el rastro de Madrid podemos encontrar cada Domingo lo que en mi opinión es lo mejor y más interesante, nos podemos cruzar con sus gentes, sus habitantes de siempre. Personas que llevan años pateando la calle Fray Ceferino González, la calle San Cayetano y la Plaza de Cascorro. Gente con carácter, única y singular.

No concibo un viaje a Madrid sin pasar por el rastro y poder disfrutar de su ambiente. Aquí muestro una pequeña selección de fotografías de esos habitantes a modo de recuerdo y homenaje. Los considero historia viva de esas calles.

No se permite la reproducción, publicación o reubicación de ningún contenido de este sitio sin un permiso expreso previo por escrito. Por favor use el formulario de contacto para más información.